Soluciones Naturales

Increíbles Remedios Caseros Para Los Talones Agrietados

Talones Agrietados¿Sufres de talones agrietados y secos? Personalmente nunca he tenido este problema, pero conozco mucha gente que sí.

Las fisuras de talón ó talones agrietados son un problema muy común. Las personas diabéticas e hipotiroideas son las más propensas a experimentar esta complicación. En la mayoría de los casos son más un problema estético que de salud. Sin embargo, en casos más graves, estas grietas pueden convertirse en profundas heridas y llegar a crear malestar al caminar e incluso dolor agudo.

Los talones agrietados pueden ser el resultado de problemas derivados de piel seca hasta condiciones médicas sistémicas como la diabetes y el hipotiroidismo. Si tienes síntomas de piel seca en la zona del talón, ó ya sufres de este problema, entonces deberías saber que existen muchas soluciones naturales que puedes hacer en casa, y que te ayudarán a aliviar las molestias, y al mismo tiempo mejorar la salud general de tu piel.

Masaje de Pies con Aceites Naturales

Los aceites esenciales son cremas hidratantes naturales y algunos de ellos son especialmente efectivos para los talones secos, ásperos y agrietados. La combinación de varios de estos aceites esenciales, así como su correcta aplicación mediante masajes te va a ayudar a hidratar la piel de dicha zona. Esta es la lista de los aceites que te van a hacer falta:

  • Aceite de coco
  • Aceite de almendra
  • Aceite de oliva
  • Aceite de semilla de uva
  • Aceite de sésamo

Debes aplicar la mezcla de todos ellos mediante un masaje de como mínimo 10 minutos por todo el pie. Presta mayor atención a la zona del talón, ya que es la más afectada. No por ello debes olvidar el resto. Cuando termines el masaje, ponte un par de calcetines de algodón gruesos, ya que el algodón no absorve y permit que los aceites continuen haciendo su efecto. Es recomendable practicar los masajes antes de dormir.

Glicerina y Agua de Rosas

La glicerina es otra excelente y efectiva forma de hidratación natural para tu piel. El agua de rosas incrementa estos efectos hidratantes. Por lo tanto, una combinación de los dos es los más efectivo en este caso.

Remoja tus pies con la combinación de elementos de la siguiente lista,  y durante 20 minutos deja disfutar a tus pies de un baño relajante.  Posteriormente, y con la ayuda de una piedra pómez, frota suavemente los pies para aliminar los restos de células muertas de la piel. Posteriormente masajea tus pies y aplica una crema hidratante.

Esto es lo que te hace falta para el baño de pies:

  • Un barreño o cubo con suficiente agua tibia y espacio para poder sumergir los 2 pies a la vez.
  • Un poco de limón exprimido
  • Una cucharadita de sal
  • 1/4 partes de glicerina
  • 3/4 de agua de rosas

Exfoliante de Leche y Miel

mielLa leche y la miel también son unos buenos hidratantes naturales. Además la miel tiene el beneficio añadido de que ser un atibacteriano natural (de ahí las favorables recomendaciones del propóleo). Mezcla 2 tazas de leche y una taza de miel en un recipiente, donde posteriormente remojar tus pies.

Asegúrate de mezclar bien los 2 elementos. Para ello, puedes calentar la leche un poco, pero no demasiado ya que los líquidos calientes pueden causar quemaduras y secar aún mas los pies. El modo de aplicación es muy sencillo; Mantén los pies en remojo durante 10 minutos. Para después aplicar un masaje durante otros 10 min.

De esta forma las propiedades de la lecha y miel serán mejor absorvidas por tu piel. Además, el masaje ayuda a eliminar la piel muerta.

Por último, lávate los pies con agua, sécalos bien y aplica una crema hidratante.

Máscara de Fruta

Uno de los grande beneficios de la fruta es que contiene varias encimas y otros compuestos que ayudan a suavizar y calmar el dolor de los talones agrietados. De esta manera, dichos elementos trabajan para eliminar la sequedad de la piel sin dañar el tejido sano. Para crear una crema necesitas:

  • Un plátano
  • 1/2 aguacate
  • 1/2 coco

Machaca y mézclalo todo hasta conseguir una pasta homogénea. Aplica dicha crema a tus pies y déjala reposar. Transcurridos 15 minutos, enjuaga los pies con agua tibia y una vez secos aplica una crema hidratante.

Harina de Avena y Aceite de Jojoba

Esta solución es muy similar a la anterior de máscara de fruta. Lo único que cambia son los productos. Vas a necesitar aceite de jojoba y harina de avena, que son muy buenos hidratantes naturales. Ambos también ayudarán a mejorar la salud general de tu piel. Así que pudes aplicarla en manos también.

El objetivo es crear una pasta espesa que puedas aplicar directamente sobre los talones agrietados. Para ello mezcla de forma homogénea una cucharada de polvo de harina de avena y ves añadiendo aceite de jojoba hasta conseguir la pasta espesa.

Aplica dicha compososición a tus pies y espera 30 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, enjuaga los pies con agua tibia y aplica mediante masajes una crema hidratante.

Zumo de Limón

zumo de limónNi que decir tiene que el limón es un excelente exfoliante. Contiene ácido acético que te va a ayuda a desprenderte de la piel muerta de tus talones secos y agrietados. Puedes usar el zumo de limón de varias formas para conseguir suavizar la piel de tus talones.

  1. Exprime un limón y añade el jugo a un recipiente con agua tibia. Introduce los pies es ese recipiente durante 20 minutos.
  2. Puedes hacer una pasta de puré de papaya y jugo de limón. Aplica esta pasta sobre la piel de los talones agrietados y deja reposar entre 15 y 20 minutos. De esta manera la piel se ablandará.
  3. Por último, también puedes aplicar el limón directamente sobre la piel. Córtalo por la mitad y masajea cada talón con una de las mitades durante 5 minutos. Posteriormente lávate los pies bien con agua y aplica una crema hidratante.

Harina de Arroz

La harina de arroz es uno de los mejores exfoliantes naturales que existen para la piel. Te puede ayudar a eliminar la piel seca y agrietada. Puedes usar la harina de arroz para crear un excelente ungüento casero:

Mezcla bien un puñado de arroz molido con unas cucharas de vinagre de sidra y miel. Tienes que conseguir una pasta completamente homogénea y espesa.

Si las grietas de los talones son extremadamente malas, entonces puedes añadir también una cuchadara de aceite de oliva, ó aceite de almendras dulces.

Pon tus pies a remojo en agua tibia durante 10 min para ablandar un poco la piel. Seguídamente frota los pies con la pasta suavemente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close